Todo se define en casa

461
Foto: Agencia UNO

Foto: Agencia UNO

Un deslucido empate sin goles protagonizaron esta tarde Cobreloa y Universidad de Chile en la primera final del Torneo de Clausura 2011. La revancha se jugará el próximo jueves 29 de diciembre en el Estadio Nacional (19:00 horas) y a los azules les basta el empate para coronarse campeón. Considerable baja en el juego: desde el 14 de diciembre, día en que los azules levantaron la Copa Sudamericana, que no han podido reeditar el nivel de juevo vistoso, vertiginoso y ofensivo de toda la temporada.

El cansancio es la principal causa y el escenario de esta tarde en Calama atentó para que los dirigidos por Sampaoli se vieran superados en alguos pasajes del partido por el equipo local, sobre todo en los últimos quince minutos de juego.

El cero a cero con que terminó el cotejo fue un resultado justo, aunque cabe consignar que se le anuló dudósamente un gol a Cobreloa en los 60’, tras un confuso incidente en el área donde el juez Gamboa cobró infracción de Barrios sobre Johnny Herrera.

No hubo aproximaciones:
como en pocos partidos de esta temporda, los azules fueron incapaces de crearse jugadas de real peligro. El Meta loíno Nicolás Peric tuvo una tránquila jornada y fue Herrera quien tuvo que trabajar más en el Municipal de Calama.

El juego ofensivo se cargó mucho por el centro de la zaga naranja y prácticamente no hubo disparos al arco local. Gustavo Canales fue reemplazado por Gabriel Vargas y Francisco Castro por Felipe Gallegos.

El medio campo también quedó al debe: Charles Aránguiz corrió como nunca el día de hoy, pero tras el balón. No fue capaz de dominar el medio terreno y se vio superado en largos pasajes del encuentro por sus marcadores.

Marcelo Díaz también estuvo por debajo su rendimiento habitual y quedó al debe. Perdió muchos balones y no supo combinar con los hombres de avanzada.

Las bandas inertes:
los puntas de la ‘U’ hoy prácticamente no se vieron. Por la derecha ni Magalhaes ni Rodríguez fueron capaces de desbordar con peligro, misma situación que ocurrió por el costado izquierdo, donde ni Mena ni Castro lograron llegar a línea de fondo para crear peligro en el arco defendido por Peric.

Todo se define en casa: con este resultado los azules corren con la primera opción de campeonar en el Clausura, ya que el empate o un triunfo por cualquier marcador les basta para dar la vuelta olímpica. A Cobreloa sólo le sirve el triunfo.

El partido de revancha que definirá al nuevo monarca del fútbol chileno se disputará el próximo jueves en el Estadio Nacional (19:00 horas) y contarpa con arbitraje de Enrique Osses.

La voz del hincha

Comentarios