La canción más bella: La historia del «Romántico Viajero»

8063

Quizás la canción más entonada por nosotros los azules, más que el propio Himno Nacional. Quién no se ha emocionado cada vez que sus primeros acordes comienzan a resonar. Nos gusta tanto que la podemos escuchar en cualquier momento, en cualquier lugar, incluso siendo el ringtones de nuestros teléfonos celulares. Negar que “Romántico Viajero” sea parte importante de nuestras vidas, sería no reconocer lo que amamos a la “U”.

Creado en 1933, el Himno de la Universidad de Chile se ha transformado en nuestro símbolo y, porque no reconocerlo, icono cada vez que las cosas no andan bien y necesitamos darnos ánimo para seguir adelante.

Según cuenta la historia, fue un grupo de estudiantes de Arquitectura -pertenecientes a la Casa de Bello- quienes compusieron la letra y versos de lo que más adelante se transformaría en el himno del club, mientras se dirigían a Antofagasta a bordo del barco Reina del Pacífico. Este episodio histórico explicaría por qué la canción, pese a representar un equipo de fútbol, habla de los sueños de viajes de un grupo de camaradas, que brindan entorno a su universidad.

Entre ellos se encontraba Julio Cordero Vallejos, quien compuso los acordes de la canción y la bautizó con el nombre de “Romántico Viajero”. Fue él quien inscribió ante la Biblioteca Nacional la letra y música del himno, por lo que se le reconoce como su autor, pero siempre se preocupó de reconocer que junto a sus compañeros vieron vida a esta hermosa pieza musical. El propio Julio Cordero confesó que tras este episodio, le perdieron el rastro a la canción hasta que le contaron que la escucharon ser entonada en un Clásico Universitario, a principios de los años cuarenta.

Pero no solo el himno se habría creado en ese viaje a Antofagasta en barco. La historia recuerda también, que ese mismo grupo de universitarios, encabezados por Julio Cordero, entonaron al viento por primera vez el grito originalmente azul, pero imitado por muchos: el Ceacheí.

JAIME ARANDA FARÍAS: LA IMBORRABLE VOZ DEL ROMANTICO VIAJERO

Hace pocos días, nos dejó Jaime Aranda Farías. Para muchos un desconocido, pero que seguro los ha emocionado.

Era la voz lírica inconfundible que interpretaba nuestro amado himno. Aranda estudió en la Academia de Canto de Lucía Campo. En 1958, conoció a Vicente Bianchi cuando ingresó a trabajar a Radio Minería, quien lo instó a ser la voz del himno universitario.

La madrugada de este 20 de mayo, Jaime Aranda Farías falleció en la quinta región, dejando su voz como legado su voz en la “canción más bella del mundo”

UN HIMNO DE INTEGRACIÓN

En agosto de 2014, el club Universidad de Chile, a través de su administradora Azul Azul S.A., estrenaron antes el partido entre la “U” y Huachipato en el Estadio Nacional, una versión del himno del club con lenguaje de señas, pensando en los miles de hinchas que padecen de sordera.

Tal como se realiza cada vez que la Universidad de Chile actúa de local, se proyectó en las pantallas del estadio el himno del club, contando con esta particularidad aquel día.

La voz del hincha

Comentarios