Huerta y Capitano no lo pueden creer

709

Los técnicos de la U durante la permanencia del síndico expresaron su total rechazo a las críticas realizadas por el ingeniero agrónomo.
Gustavo Huerta (técnico azul en la temporada anterior) está indignado. Molesto. "Lo que dijo el síndico es gravísimo", apuntó el actual DT de Cobreloa.
Y empezó su defensa. "¿Que Marcelo Salas se escapaba de las concentraciones? Nunca escuché algo así. De hecho, Marcelo era uno de los más estrictos con el tema de los horarios porque era el capitán. Nada de eso es cierto. Lo que hizo el síndico fue atentar contra la carrera de un futbolista. Es una opinión irresponsable, sin ninguna prueba. Todo esto lo retrata como es él. Ahora debe comprobar lo que dijo. Que diga cuándo sucedió esto, qué día, a qué hora, quién se lo dijo".

-También señaló que Salas se iba aparte de sus compañeros…

"Eso es totalmente falso. Lo que pasaba es que en los viajes cortos, a Viña, Valparaíso o Rancagua, muchos jugadores les pedían a familiares o amigos que les llevaran el auto para que después del partido pudieran volver en sus vehículos. Eso era todo. Pero en la ida, todos estaban en el bus de la delegación".

-¿Y lo de los jugadores que llegaban a entrenar "con hálito alcohólico"?

"Es lo mismo. Nunca vi que jugadores llegaran en malas condiciones a entrenar. Lo peor de esto es que deja muy mal a los periodistas que reporteaban la U porque supuestamente nunca denunciaron nada, tal como los informantes que tenía el síndico en el club. Lo importante de todo esto es que se den los nombres de los involucrados. Porque también dijo que todos los martes había asados y eso no es así. Con suerte era una vez al mes".

-¿Cómo fue su relación con el síndico?

"Distante. Siempre miró en menos al trabajador del fútbol. Él no tenía idea de dónde estaba parado. Decía algo y no cumplía. Decía que nadie hablara con la prensa y después él daba entrevistas. Cuando arregló con Marcelo hubo una reunión muy fuerte, en que Marcelo lo trató muy mal y él tiritaba entero, y creo que por eso quedó con bronca. De hecho, el síndico hacía reuniones y quería que Marcelo estuviera a su lado, pero a veces Marcelo ni iba".

Huerta lamenta que "las cosas no se dijeran en su momento. En Chile hay una palabra muy fuerte para el que no dice las cosas en la cara o el que arranca por los techos".

-Pero él lo acusa de no tener personalidad.

"Otra falsedad. Siempre tomé decisiones frente a los conflictos. Cuando llegué a la U, un dirigente contrató a un jugador por su cuenta. A los dos días le dije a ese muchacho que se fuera. O las presiones de Mercom. Me tenían una gran bronca y lo discutí con ellos personalmente y frente al directorio del club. O cuando un dirigente me pidió sacar a Miguel Pinto para poner al "Gato" Fernández. Pinto siguió jugando y fue figura. Incluso, a tres fechas para el final del Clausura nos peleamos con el síndico. Y no fui más a sus reuniones. Le dije que me echara si le molestaba tanto y no hizo nada".

Desde Argentina, Salvador Capitano también rechazó las expresiones del síndico. "No tiene la menor experiencia en el fútbol. No sabía cómo actuar. Nunca estuvo en el vestuario", lanzó.

"El síndico cree que el fútbol se maneja sólo con gritos a los jugadores y yo creo que se maneja de otra manera. Mejor díganle que me debe el contrato y que me pague. Y me debe todo el contrato, porque no quiso negociar".

La voz del hincha

Comentarios