Borghi sigue hablando desde la herida

883

borghi

Hay gente que a pesar de que pasan los años siguen hablando por la herida, no nos sorprende las declaraciones de Borghi el día de ayer, siguen siendo pataletas de un tecnico mediocre.

Escrito por: Samyro Chamberline

Cosas como “Hubo un jugador que se desgarró en Venezuela y a los dos días estaba jugando en su club, no quiero decir su nombre pero se llama Rojas”, aludiendo claramente al capitán de la Gloriosa, “habían cuervos sobrevolando esperando mi salida” refiriéndose al técnico de la Selección Jorge Luis Sampaoli, “Muchos jugadores me llaman, pero ninguno de esos es Vidal” fueron parte de las «inteligentes» declaraciones de un técnico más preocupado por la parrilla, de renunciar cada dos días y su constante compadreo con los periodistas de Chile; (los mismos que hasta el día de hoy cuestionan una y otra vez el accionar de Sampaoli).

Las declaraciones del «señor vendedor de humo», en primer lugar, siguen mostrando el odio que siente por la Gloriosa, los celos que tiene al mejor técnico que ha dirigido en nuestro país durante los últimos 20 años, y tiene el descaro de hablar mal de uno de los mejores jugadores del planeta como lo es Arturo Vidal.

La carrera de Borghi se cimenta en hacer reír a los periodistas, no hablar las cosas a la cara, sino que a través de los medios y permitir todo lo que el jugador quiera, y si el jugador cruza esa confusa línea que no rayó bien el técnico las declaraciones son despiadadas y siempre a través de la prensa.

Borghi tuvo la suerte de dirigir a los «incoloros» con un equipo plagado de estrellas, que posteriormente fuera la base de la selección chilena para el mundial del 2010, en la Sudamericana, que celebró antes de ganarla, tuvo la suerte de enfrentar a equipos de baja jerarquía a lo largo del torneo, salvo en la final que vio como Pachuca le quitaba la copa de las manos cuando aún la tenía abrazada.

En argentina fue campeón en un torneo de muy bajo nivel con Argentinos Juniors antes dirigió a Independiente sumando otro fracaso en su carrera del humo, cuando pasó a la banca Xeneize al igual que en el Rojo no consiguió nada, teniendo un plantel riquisimo. Luego pasó a la selección de Chile y se fue por la puerta de atrás al mostrar un pésimo juego, constantes actos de indisciplinas en el plantel y amenazas de renuncias reiteradas. Hoy dirige en la B Argentina, el lugar que le corresponde a una persona que durante su vida como jugador siempre fue el segundo después de Diego y ahora como DT dispara hacia las alturas, tratando de confrontar con don Jorge Sampaoli y nuestro Capitán Pepe Rojas.

La voz del hincha

Comentarios